• Wellness
    • Lagos
    • Montañas

¿Relax en Lombardía? Descubre 7 destinos detox

No solo rituales lentos y masajes a cuatro manos. Para sentirse bien en Lombardía, puedes sumergirte en el agua termal cálida y descontracturante, con vista a las montañas. Pero también es posible vivir el bienestar de un lugar de paz, sagrado o de lleno de energía. ¡Aquí tienes siete destinos detox! De Valle Brembana a la zona de Como.

 

1. San Pellegrino Terme – Valle Brembana
Superficies inspiradas en espejos de agua y juegos de luz.  Un nuevo portal luminoso, diseñado por Matteo Ragni, que celebra la simbiosis entre el hombre y el agua, recibe a quienes llegan a San Pellegrino Terme, frente al Spa termal del grupo QC Terme. Esa simbiosis bien arraigada en San Pellegrino Terme, ya era conocida a principios del siglo XX. En ese época, los manantiales convirtieron el pequeño centro de Val Brembana en una síntesis de arquitecturas Belle Epoque. Ahora se viene aquí por las cascadas y los masajes, incluso en pareja.

 

2. Sirmione – Lago de Garda
El balneario termal del Hotel Promessi Sposi, de 1890, es el más antiguo y el corolario de un Gran Tour por el Lago de Garda. El punto de atracción de las Termas de Sirmione (al que hay conectados 2 balnearios y varios hoteles) es la piscina al aire libre: climatizada con agua termal, orientada al oeste, al ras del lago. Al atardecer, una nube de vapores se eleva desde el piscina contra los colores del ocaso:  un cuadro en el que te sumerges después de un recorrido Kneipp, un masaje ayurvédico.

 

3. Bormio – Valtellina
Al pie del Stelvio, el agua termal de Bormio es uno de los mayores deseos de quienes hacen trekking, ciclismo o caminata a paso lento. A la entrada de Valdidentro, los Bagni Vecchi son espectaculares y forman un conjunto único con la roca. Para renovarse el cuerpo y el espíritu también se puede ir a las Terme di Bormio, en la ciudad, que se sirven del manantial de Cinglaccia. Con una temperatura de 37° - 40°, el agua llena las piscinas cubiertas y exteriores. El baño se une con un recorrido en el que se suceden biosauna aromatizada con hierbas alpinas y las duchas emocionales.

 

4. Boario Terme – Valle Camonica
Un destino histórico para vacaciones lentas. Entre las montañas y praderas del Valle Camonica, 4 manantiales dan vida al complejo termal de Boario Terme. Con un spa, un centro de belleza y un parque de aventuras para adultos y niños, el balneario termal es la cuna de tratamientos de belleza y bienestar. Además de las piscinas cubiertas y al aire libre, hay una sauna finlandesa, una cascada de hielo y una cueva de sal. Una colorida área pediátrica de nueva generación permite a los niños tomar tratamientos de inhalación mientras se divierten.

 

5. Ermita de Santa Caterina del Sasso - Lago Mayor
Hay lugares a los que es más difícil llegar. Lugares para los que el viaje ya es relax y meditación. Hay que superar 268 escalones cuesta abajo u 80 cuesta arriba para llegar a la Ermita de Santa Caterina del Sasso, en las afueras de Leggiuno, en el territorio de Varese. En verano también se llega en barco y, desde hace algún tiempo, en ascensor. El acercamiento lento le da un sabor especial a la visita de este complejo monástico del siglo XIII: 3 edificios fundados por un rico mercader, agradecido por haber sobrevivido a un naufragio en el Lago Mayor. En vilo sobre el borde de la roca se funden arte, historia y una profunda sensación de paz.

 

6. Valvestino – Lago de Garda
Una síntesis perfecta de Feng Shui. Un modelo de alineación que respeta el antiguo arte taoísta de la construcción. Ya sea que se crea o no que Valvestino, en el Alto Garda Bresciano, es un lugar beneficioso, este sitio sigue siendo único. Perfectamente alineado a lo largo de los ejes Noroeste-Sureste, el valle, que toma su nombre del Monte Vesta sede de un templo de vestales, tiene una cualidad particular. Vale la pena percibirla entre los graneros de Cima Rest, en el pueblo de Magasa con su estatua dedicada al Trabajo de las Mujeres, entre los añosos pinos de Armo, en la zona salvaje del arroyo Vesta y en el fiordo del lago Valvestino que parece haber descendido del Gran norte.

 

7. Lago de Montorfano – Como
Un lago de solo 0,47 km2 a 394 metros sobre el nivel del mar, con aguas límpidas y una temperatura misteriosamente fría. El pequeño lago de Montorfano, uno de los lagos de las colinas Briantei en el área de Como, parece salido de un cuento de hadas, pero es de crioterapia natural. Mucho más frío de lo que sugeriría la altitud y latitud, a diferencia de los otros lagos Briantei, se congela por completo en invierno y es un espectáculo. Atípico en su forma redonda, Montorfano te invita a sumergirte en el bosque que lo rodea. Playas y muelles conducen al litoral. Sumérgete, como lo hacen los escandinavos en el Mar del Norte. Si lo resistes, tus piernas te agradecerán.

Del mismo tema

¿Relax en Lombardía? Descubre 7 destinos detox

  • Wellness
Terme di Sirmione, Lago di Garda

Un dia de spa en la ciudad

  • Wellness
Un día de SPA en la ciudad

Bano de medianoche

  • Wellness
Baño de Medianoche

Baños termales de Sirmione

  • Wellness
Baños termales de Sirmione

Aperiterme

  • Wellness
Aperiterme